Hablamos de la suspensión de la moto.

La suspensión de la moto: mitos , realidades y ajustes.

Existe mucha confusión sobre la suspensión de la moto. En ocasiones se escuchan conceptos equivocados e interpretaciones carentes de fundamento. La causa del problema suele ser el desconocimiento de los conceptos básicos de la suspensión o de sus elementos y funcionamiento. Vamos a intentar desenredadar este “galimatías” empezando por lo mas elemental.

PARTES DE LA SUSPENSIÓN:

La suspensión de una moto está compuesta de dos sistemas que trabajan simultáneamente sobre dos aspectos diferentes.

1.- EL MUELLE.

Como su nombre indica, se trata de un muelle cuya misión es absorber los movimientos de las ruedas causados por las irregularidades del terreno y volver a la posición inicial.

La flecha azul; ajuste de hiodráulico (compresión) de la horquilla.
La flecha roja: ajuste de precarga de muelle de la horquilla.

AJUSTES DE MUELLE: LA “PRECARGA”.

Los ajustes de muelle son los que se refieren a la DUREZA de la suspensión. Esta dureza será responsable del comportamiento de la moto en función del peso del piloto y/o carga de la moto, las irregularidades del terreno, frenadas, aceleraciones… El muelle representa a la fuerza que hay que vencer. Por ello hablaremos de suspensión dura o blanda en función del tipo de muelle que lleve la suspensión y de su ajuste. Ese ajuste se llama PRECARGA.

La precarga es el ajuste por el que podemos regular la altura del muelle en su posición de reposo. De esta forma podemos modificar la altura de la moto. A mayor precarga, mayor altura y dureza inicial de la suspensión. Es importante comprender esto: sólo modificamos el punto inicial de trabajo de la suspensión pero no su dureza. Otra posibilidad es el cambio de muelle por otro mejor tarado para el peso del piloto, terreno…

En este punto nos aparece un nuevo concepto: el “SAG”, que es el recorrido de la suspensión en su punto de reposo. Conseguir el SAG correcto es la base de un buen ajuste y sólo se puede conseguir trabajando sobre el tipo de muelle adecuado y su precarga.

La flecha señala el tornillo de ajuste de extensión del hidràulico de la horquilla.

2.- EL HIDRÁULICO.

Es el que podemos llamar “amortiguador” de la suspensión. Su misión consiste en “amortiguar” las reacciones del muelle. Es el que contiene o frena las reacciones del muelle facilitando la recuperación controlada de la posición inicial de la suspensión.

Podemos decir que el hidráulico funciona como un pistón de retención mediante un aceite especial y unos pasos o válvulas, por donde circula el aceite, que pueden conseguir liberar o retener su actuación dentro de una “botella”.

La flecha roja indica el sistema de ajuste de precarga del amortiguados trasero.
La flecha azul señala el tornillo de ajuste del hidráulico de la suspensión trasera.

AJUSTES DEL HIDRÁULICO: COMPRESIÓN Y EXTENSIÓN.

En las motos que disponen de ajuste de hidráulico. podemos modificar el paso del aceite que implica que la rueda absorba una elevación del terreno (compresión) y, otro ajuste donde podemos modificar el paso de aceite que implica que la rueda “baje”, bien para recuperar su posición tras una compresión o para mantener el contacto con el asfalto en un “bache” o hueco del terreno (extensión). Esto siempre supone el control sobre la fuerza necesaria par liberar el muelle y sobre su velocidad de funcionamiento.

Si nuestra moto dispone de ajuste de hidráulico, nosotros podemos, mediante unos “clicks”, ”abrir” o “cerrar” esos pasos de aceite en las botellas de la suspensión y así modificar su comportamiento. Un paso mas “abierto”(clicks a la izquierda) posibilita un comportamiento más rápido del muelle pero nunca una suspensión mas blanda. Por el contrario, un paso mas “cerrado” (clicks a la derecha), no endurece la suspensión sino que ralentiza la compresión y/ó la extensión del muelle.

La creencia popular de que el hidráulico endurece o ablanda la suspensión de la moto se basa únicamente en la percepción de la respuesta lenta o rápida del muelle. Pero es incorrecta.

EL AJUSTE IDEAL DE LA SUSPENSIÓN.

Para conseguir una puesta a punto adecuada de las suspensiones lo mejor es recurrir a un buen profesional que se dedique a ello… pero aun así será necesario una prueba dinámica con las condiciones normales de funcionamiento de la moto (carga y pesos, etc.). Pero para aclarar conceptos y orientar a los usuarios mas avanzados, mañosos y… valientes, vamos a establecer unos protocolos dde actuación:

1.- AJUSTAR PRECARGAS.

El objetivo es conseguir los valores SAG correctos.

2.- AJUSTAR HIDRÁULICO.

Se recomienda un ajuste mas “abierto” para un uso normal en carreteras cambiantes y con posibles firmes irregulares. También para conducir en lluvia o sobre firmes deslizantes.

El ajuste mas “cerrado” es adecuado para carreteras de firme perfecto y mucho grip. También para circuito.

NOTAS:

1.- La suspensión dura acelera la fatiga del piloto y degrada las características del aceite de las suspensiones debido a su calentamiento con la consiguiente pérdida de rendimiento.

2.- Cuando la moto tiende a abrirse en las curvas (subvira), probablemente tendremos un exceso de precarga en el tren delantero o falta precarga en la rueda trasera (SAG insuficiente).

3.- Si observamos un comportamiento descontrolado y nos falta información sobre el firme, probablemente llevaremos el ten delantero demasiado “blando”. Esto se puede afirmar si hacemos “tope” con el tren delantero en las frenadas con relativa facilidad.

4.- Si la moto se hunde de atrás en las aeleraciones y se muestra insegura en las salidas de las curvas, seguramente llevamos el amortiguador trasero con precarga insuficiente.

5.- Si la moto se muestra nerviosa y tiende a derrapar, posiblemente llevaremos el amortiguador trasero con demasiada precarga o con el hidráulico demasiado “abierto”.

6.- Siempre haz los ajustes sobre un sólo elemento. Evitarás confusiones y podrás volver, fácilmente, a los ajustes iniciales.

7.- Evita la creencia de que una suspensión “dura” es mejor… Piensa que debes llevar la suspensión con el ajuste mas “blando” que te permita rodar rápido.

Quedan pendientes aspectos importantes como son la mejora y el mantenimiento de las suspensiones… pero espero que se haya clarificado algo este importante tema.

¡¡Uves, amigos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *