Honda CBR 600 F

Lógica, diseño y pasión.

Antecedentes

Llevábamos tiempo oyendo hablar de la nueva CBR 600 F y teníamos ganas de comprobar qué nos ofrecía esta nueva opción de Honda.  Vicente, nuestro experto de Escape Lliure, nos ha facilitado esta prueba gracias, también, a los amigos de Gandiauto.

Nuestra Prueba

Haz clic sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.

En marcha
Esta Honda transmite confianza desde el principio.

   Apenas hacen falta unos metros para confiar en la docilidad de esta moto. Una postura cómoda nos facilita el agrado de conducción incluso si lo hacemos por el congestionado tráfico urbano. El motor nos acompaña con una suavidad encomiable y el cambio aguanta sin dar señales de fatiga.

En carrtera
Respuesta sin sorpresas y comportamiento correcto.

   Por postura de conducción resulta ideal en largos desplazamientos. La protección del carenado es suficiente aunque se podría mejorar en alta velocidad a costa de perder la deportividad presente en su equilibrado concepto.

   Esta CBR transmite sensación de control en las carreteras sinuosas. Resulta eficaz y suficientemente potente. Su chasis responde bien a nuestros deseos. Puede ser la moto ideal para cualquier motero independientemente de su experiencia pues permite evolucionar la conducción en su uso, pasando de lo turístico a lo deportivo según los deseos y las posibilidades del piloto. El confort resulta adecuado y el tipo de asiento de una pieza también lo agradecerá el pasajero aunque nunca será una “Goldwing” precisamente. La unidad de la prueba cuenta con sistema de frenos con un avanzado sistema C-ABS (ABS-Combinado) con pinzas delanteras de 3 pistones para una frenada segura que cumple bien su misión. 

Suspensiones y chasis
Horquilla invertida regulable. Cumple con lo esperado.

   El comportamiento de las suspensiones “de serie” es bueno aunque no llega a ser totalmente confortable. Resulta “dura” y de reacciones algo “secas”… pero esto le da un aplomo y seguridad en el que nunca aparecen “flaneos” ni balanceos inesperadop. Es suficientemente efectiva para un uso racional o incluso rápido, pero para una conducción totalmente “R” Son sus neumáticos los que pueden presentar problemas pues su compuesto parece que busca mas la eficiencia en la conducción que la eficacia en el grip. Pero esto sólo lo apreciaremos en una tipo de conducción muy radical y extremo, para el que es evidente que esta moto no rewsulta la mejor opción de compra, aunque los amortiguadores cuentan con diversas regulaciones y el chasis se comporta con una nobleza y rigidez encomiables.

El amortiguado resulta suficiente.
El diseño
Gran trabajo de diseño que trabsmite deportividad.

   Esta moto ha sido diseñada por el equipo de Valerio Aiello en el estudio de Honda en Roma. Su carenado integral multicapa consigue una estética muy lograda basada en la deportividad pero con una estudiada comodidad. Su frontal nos recuerda al de la nueva VFR con un avanzado faro con luces azuladas de posicion y una amplia zona transparente que continúa con la cúpula dando una impresión de mayor lijereza.

Diseño que integra el faro con la cúpula.
Instrumentacion suficiente, moderna e integrada.

   Parte importante del diseño es la adopción de un estilizado cuadro de instrumentos digital presidido por las marcas de las r.p.m. y unos grandes dígitos para indicarnos la velocidad. Cuenta, ademas, con un doble contador parcial, un odómetro, un indicador de gasolina y un reloj horario digital. También se incluye una pantalla de consumo instantáneo y de consumo medio de gasolina.

Sólo una maneta regulable.

   Sólo es regulable la maneta de freno, seguramente en próximas revisiones lo serán las dos.

El escape es corto pero el sonido resulta agradable.

   Respecto al escape, es de destacar lo acertado de su simple diseño que consigue acercar más la moto al concepto sport. Su sonido resulta siempre agradable…

Acertada la imagen de la zaga de la moto.

   Otro detalle original son los huecos situados bajo el colín para que el pasajero se sujete.

Motor

   Se trata de un motor compacto y ligero de 4 cilindros en línea, con 599cc, inyección de gasolina y refrigeración líquida, con una puesta a punto que permite que la entrega de potencia sea muy lineal. Honda ha confiado en un motor muy valorado por los usuarios en la conocida hornet 600 para desarrollar un nuevo modelo que, con una estética renovada y más deportiva, utiliza una tecnología mas evolucionada. Este tetracilíndrico tiene un caracter que puede variar según las revoluciones a las que lo hagamos trabajar: hasta las 5000 rpm es muy dócil y tranquilo, con un tacto que no denota potencia sino disponibilidad y suavidad. De 5000 a 7000 aparece un motor con potencia suficiente como para sacarnos de aprietos y escuchar su agradable “ronroneo” a través de su corto escape lateral. A partir de las 7000, hasta la zona roja marcada en las 13000 rpm, va desapareciendo la “piel de cordero” para dar paso a un motor con caracter y deportividad más que suficientes… En resumen es un motor progresivo y agradable, con 100 cv que se muestran como una opción lógica y eficaz para unos tiempos en los que la obsesión por las prestaciones “super R” van cediendo terreno a otras consideraciones mas razonables. Además, el consumo contenido, fiabilidad y una polivalencia fuera de toda duda son virtudes básicas de esta CBR.

En resumen

   Honda nos brinda una acertada posibilidad a medio camino entre la pasión y la lógica, basada en un equilibrio difícil de conseguir. Es una moto que representa perfectamente una demanda del mercado en unos tiempos en que, entre la crisis y el “radar”, se nos aparece como una opción muy recomendable y que no defraudará a sus posibles compradores.

Banco de Potencia
POTENCIA / VELOCIDAD
POTENCIA / PAR / RPM....

   Además de observar lo lineal de la entrega de potencia, también podemos apreciar que en la primera relación, gracias a la magia de la electrónica, sólo “salen a pasear” 90 de los 100 cv disponibles (para evitar brusquedades) mientras que en el resto de las relaciones disponemos de de “toda la caballería”…

Ficha técnica

Motor:

599cc, 4 en línea, DOHC 16 válvulas y refrigeración líquida

Diámetro x Carrera:

67 x 42,5 mm

Relación de compresión:

12 : 1

Potencia máxima:

75 kW(100cv)/12.000 min-1

Par máximo:

64 Nm/10.500 min-1

Alimentación:

Inyección electrónica de gasolina PGM-FI

Encendido:

Digital transistorizado con control computerizado y avance electrónico

Batería:

12 V/8,6 AH

Embrague:

Bañado en aceite, multidisco con muelles helicoidales

Caja de cambios:

6 velocidades

Transmisión final:

Cadena # 525 sellada por juntas tóricas

Chasis:

Mono-backbone de aluminio fundido por gravedad con sección rectangular

Dimensiones:

2.150 x 740 x 1.150 mm

Distancia entre ejes:

1.437 mm

Ángulo de lanzamiento:

25°

Avance:

99 mm

Altura del asiento:

800 mm

Distancia libre al suelo:

135 mm

Susp. delantera:

Horquilla invertida HMAS (41mm), de 120 mm de recorrido

Susp. trasera:

Monoshock de 128 mm de recorrido

Llanta delantera:

17M/C x MT3,5

llanta trasera:

17M/C x MT5,5

Neumático delantero:

120/70-ZR17M/C

Neumático trasero:

180/55-ZR17M/C

Freno delantero:

Discos flotantes de 276 x 4,5 mm pinzas de doble pistón (tres pistones ABS)

Freno trasero:

Monodisco de 240 x 5 mm

Respuesta sin sorpresas y comportamiento correcto.